martes, septiembre 07, 2010

A una semana.

A una semana del examen me siento cansado, no de estudiar sino de esperar el propio examen. ¡Suerte que la espera llega a su fin! Veo remota la hipótesis de suspender; en febrero me faltó tiempo, que ahora he tenido en cantidad suficiente para prepararme. Una planificación en este sentido me ha permitido no agobiarme y mantener suficientes ratos de ocio, pero también necesito un pequeño cambio de aires como el que pretendo darme en Madrid. Así pues, amigos de la capital, allí espero veros, como por ejemplo a Hopewell, a quien aprovecho para felicitar en su primer cumpleaños como padre. Os recomiendo que os paséis por su blog, está retomado y siempre goza de un contenido interesante. Yo pronto terminaré de colgar lo que llevo escrito de novela y entonces ya veremos si puedo continuar con esta o qué sucede con este espacio que ya va a cumplir nada menos que cuatro añitos...

2 comentarios:

Hopewell dijo...

¡Vamos, coño, que tu puedes!

Tis dijo...

¡Espero poder, y que lo celebremos allá! Muchas thank yous (aunque no sea dicho en español correcto...)