miércoles, abril 13, 2011

Más magreos y menos coitos.

No, no me he inventado el título, lo he sacado del suplemento de universidad de hoy de El Mundo, que tiene sus puntos, aunque suelo encontrar más divertido el Alfa y Omega del ABC, que sin duda querría menos magreos, menos coitos y menos de todo.
Bajo la apocalíptica enseña de Promiscuidad al acecho, el reportaje habla de que los expertos aconsejan el sexo progresivo, es decir, empezar poquito a poco con el petting que, como muchos extranjerismos que nos invaden, no es más que el magreo antes citado, y retrasar el coito. No hace falta que diga, claro, que el enfoque del artículo es cien por cien heterosexual, como sea que, hasta donde mi entendimiento llega, por el petting ninguna chica va a quedarse embarazada.
¿Retrasar el coito? Por Libia, tampoco está tan mal, a fin de cuentas creo que el coito está muy sobrevalorado, el coito de ambas clases que, si yo fuera un patán acientífico, tildaría de natural y contranatural. Yo no voy a hablar de mis experiencias porque temo que ello quede en esa categoría de Entradas populares, si es que alguien puede tener interés, pero me alivié al leer que la edad media de la primera relación sexual había bajado de los 23 a los 18 años. Yo, que me pensaba tardío, veo que no era para tanto aunque, claro está, esto de las medias, da igual sexuales que políticas, es algo tan sumamente engañoso... Según el cristal con que se mire. Algunos, que se habrán estrenado cuando yo estaba jugando al Donkey Kong Country, se reirán. Otros, que andarán a verlas venir, sentirán la presión del medio (o no).
Moraleja: no es tan malo que la profesora de Literatura llegue a menos veinticinco o menos veinte, al menos así tengo tiempo de echar un ojo en estos curiosos artículos, inspiradores de los míos propios. ¿No podría ser un buen lema para el viaje a Madrid que voy a hacer mañana? ¡Más magreos y menos coitos! Pero, aunque los días serán pocos, al menos que los magreos sean de cierta consistencia. Podría variarse el dicho, de esta manera: ¡Quien quiera magreos que se moje el culo! Si no hay nada más y, salvo visita a locutorio, nos vemos a la vuelta. Felices vacaciones, quienes las podáis disfrutar y/o merecer.

5 comentarios:

Hopewell dijo...

Magreos, Coitos... que más da. El caso es hacer el amor y no la guerra...

Muñê. dijo...

Me encantó...le he echado una miradita a tu blog, me encantó.
Saludos desde México.

Tis dijo...

Gracias! Igualmente, saludos desde León.

guzmar dijo...

Tienes una manera muy divertida de escribir , deberias dedicarte a las letras como profesiòn. Me gustaria saber si has leido la trilogia de Pìo Baroja.¨La lucha por la vida¨,a mi me impactò ,ese Madrid de fines de siglo xix, los personajes y sobre todo la manera en que Baroja los describe,y tambièn si has visto la pelicula La Busca, que trata sobre uno de los libros de la trilogia,ya que he tratado de conseguirla hace dos años y nunca he podido. Y como un favor especial (disculpa que me tomo esta libertad)tal vez me puedas orientar donde conseguirla.

Marvin Guzmàn Gaitàn
San Josè de Costa Rica
marving57@gmail.com.

Tis dijo...

Hola!

Pues gracias, de momento me dedico a las letras como estudiante, je, je,pero no hemos llegado aún a Pío Baroja. Me encantaría leer esa trilogía, lo cierto es que El árbol de la ciencia me gustó mucho. Seguro que, cuando llegué el caso, la leeré. No conozco esa película, pero sería raro que en algún portal de internet no puedan disponer de ella. Si me entero de algo relacionado con eso ya te avisaré, saludos desde León!