lunes, diciembre 14, 2009

Preguntas sobre el Apocalipsis.


Parece que la gente se altera mucho por un poco de frío o un poco de nieve, cuando es lo normal en esta época. ¡Qué no pasaría de cumplirse las aterradoras profecías de 2012! Tras ver esa película, como anuncié, reconozco que como película catastrofista es una obra maestra: el no va más de la destrucción. Como película, en general, no es para tanto aunque sí mejor que muchos de los blockbuster que he visto últimamente. Es entretenida y divertida, pese a los desastres, con un sentido del humor en ocasiones malévolo, y en ocasiones involuntario. Un filme para todos los públicos, pese a los millones de muertos. No se puede hablar de una cinta bíblica, el propio Vaticano la ha criticado (no es de extrañar viendo su papel en la trama), sin embargo aprovecha el recurso de Noé para su resolución final.
Si lo que estoy leyendo ahora en un libro es verdad, resulta que la mayoría de los estadounidenses creen que el Diluvio Universal y lo del arca de Noé fue un hecho verídico. Y esa no es de las peores tesis que sostiene dicho libro. En las arcas de 2012, el criterio para la salvación es más económico antes que moral, ético, científico o genético. Aunque la película es una pura fantasía, en ocasiones desmadrada (¡una nave a punto de chocar contra el Everest!), no pude por menos que hacerme algunas preguntas, muchas de cuyas respuestas tendrían que ver con ese factor monetario.
¿Por qué dejan ir a esos bárbaros jeques árabes y su ideología, siendo generosos, del siglo XIV?
¿Por qué no va el Papa, que se queda rezando junto al primer ministro de Italia en el Vaticano y al final acaban todos derrumbados como la puta de Babilonia?
¿Por qué se habla del presidente de España y no podemos identificarlo? (¿Os imagináis si en 2012 al final sale Rajoy y entonces se acaba el mundo? ¡Vaya cenizo!)
¿Por qué va la reina de Inglaterra, si aunque viva tanto como su madre tampoco es que le quede mucho en este mundo?
¿Va algún homosexual a bordo o se han regido por el mandato, tan en plan Antiguo Testamento, de creced y multiplicáos? ¿Cuántas reservas de esperma y óvulos congelados llevan?
¿Por qué (como se dice también en el libro) no se dan cuenta de que todas las especies de la tierra han acabado extinguiéndose y nosotros no vamos a ser menos, pudiendo incluso conseguirlo por nuestra propia estupidez?

Da igual. El factor de la credibilidad nunca le ha importado mucho a Roland Emmerich. A mí, en este caso, tampoco, lo que importa es disfrutar el espectáculo y las escenas de acción, que están bastante logradas pese al uso y abuso de la infografía. ¿Tendremos secuela para el 2012? ¿O un remake? Je, je. En todo caso, creo que este director ya no puede cargarse más al planeta Tierra. Para su próximo proyecto sugiero una galaxia entera o similar...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran dia en Washington, legalizacion del matrimonio entre personas del mismo sexo!
A ver si dura hasta 2012.
Paco

Anónimo dijo...

Gran dia en Washington, legalizacion del matrimonio entre personas del mismo sexo!
A ver si dura hasta 2012.
Paco

Tis dijo...

ah sí, hoy? no me había enterado. que dure, que dure sí!