lunes, julio 04, 2011

El penúltimo escalón.

Se acabó Cuarto, amigos míos. Tras la cena final llegó la asimismo última nota, la más baja del curso pero poco importa. Un treinta de junio a las tres de la tarde, asignatura anual sin parciales, entusiasmo más bien tibio hacia la misma... Poco más se podía pedir. Lo que importa es que el curso está totalmente finiquitado. El que aguanta, gana.
Abandono parcialmente el blog para terminar la novela Los cerdos, el único objetivo claro que tengo para estas vacaciones. Me queda un tercio de novela, a modo de estimación aproximada. Y estoy deseando zambullirme de nuevo en ella, algo que me resultará más refrescante que cuantas piscinas y playas masificadas pudiera visitar. Así pues, no hay que perder más tiempo. Seguiremos en contacto, solo me cabe desearos un buen verano y suerte a aquellos quienes todavía no hayáis terminado con vuestros exámenes bolonios de recuperación.

2 comentarios:

Hopewell dijo...

Suerte en la escritura, machote!

Tis dijo...

Gracias! La verdad es que he empezado ahora y relaja bastante tras tanto examen. Lo iré colgando por aquí...